Menos justicia y más mano dura ante el desafío catalán.

He nacido en el histórico Reino de Valencia, oficialmente “Comunitat Valenciana” y en consecuencia mi Nación es España. Aunque mayoritariamente se considera que estamos unidos en una sola nación desde hace 500 años. La realidad es que lo somos desde hace 300 años por ley de Nueva Planta y por derecho de conquista de la dinastía de los Borbones, “Felipe V” unificó España en un solo reino. Con una sola lengua y una sola cultura “la castellana” se puso al frente por primera vez del «Reino de España». Hasta entonces no había existido ese término.
Por otro lado 200 años antes, Fernando de Aragón e Isabel de Castilla, unificaron las dos coronas más poderosas de la península en 1469 y cuyos descendientes heredaron unos reinos ibéricos, también Navarra y Granada, que se conocían, entre otras denominaciones, como "las Españas". Sin embargo, en la opinión de muchos historiadores la unión dinástica no es un hecho suficiente para hablar de una única entidad política porque ni siquiera existía una integración jurídica. Los Reyes Católicos unificaron la política exterior, la hacienda real y el ejército, pero lo hicieron respetando la independencia, fueros y privilegios de cada uno de sus reinos. Y eso se acabó con la guerra de sucesión. 

En la actualidad, estamos viviendo un acto de sedición por parte de Catalunya sin precedentes en nuestra historia moderna, los catalanes se sienten menospreciados por el gobierno de España y si tenemos en cuenta que hay partidos y grupos nacionalistas que han envenenado a los ciudadanos y ciudadanas, echando la culpa de todos sus problema a España “Espanya ens roba”dicen. Y esta es la consecuencia de la España de las autonomías que se hizo con prisas y corriendo en la transición española. No todos los españoles/as eran iguales ante la ley, ya que  hubo unos privilegios para ciertas comunidades y sus ciudadanos que no tuvieron el resto  de este país, y Catalunya era una de las privilegiadas. Pero llega un momento que quieren mucho más, y ante la negativa del gobierno de ceder a sus pretensiones, hemos llegado a un punto sin retorno.

Hemos visto estas últimas semanas como se han saltado las leyes españolas como las propias catalanas per collons. Un ejemplo; para hacer lo que han hecho estas últimas semanas en el parlamento catalán, necesitaban las dos terceras partes de la cámara...no la tenían y les ha dado igual y a eso le llaman democracia. Llegado este punto, no solo no se debe de permitir el referéndum por ilegal “aunque siempre habrá alguna urna que no se podrá evitar que se ponga” sino que se debe de ilegalizar todos los partidos que han apoyado la sedición de Catalunya, meter  en la cárcel después de un juicio justo a los culpables si lo fueran y utilizar todos los medios que un Estado de derecho tiene a su alcance para evitar la sedición de una parte de nuestra patria.

Para terminar, se ha dejado pasar demasiado tiempo sin hacer nada y sin dialogo ninguno. Pero  los separatistas viendo que cada vez que han incumplido la ley no ha habido consecuencias, se han envalentonado y ha ido a por todas. Y como pasa con los chulos macarras de los colegios que acosan a sus compañeros, hasta que no les das dos hostias no se acaba el problema.

Comentarios

  1. Creo que les están comiendo mucho el tarro a una parte de los catalanes. Les dan a entender que el día 2 aunque vayan cuatro mierdas a votar si sale el SI “ya serán república Catalana" y no es verdad. Por muchos que salgan en manifestación por la independencia, hace falta una mayoría real abrumadora del pueblo y sobre todo poder y fuerza para conseguirlo a las bravas y naturalmente ellos carecen de eso.
    Por cierto, un referéndum como el otro en donde algunos/as votaron más 20 veces, inmigrantes sin papeles y muchos menores de edad, sin registro, ni control alguno…la verdad que muy serio y legal no es.

    ResponderEliminar
  2. Tú que estás más puesto en el tema que yo... ¿qué piensas de Joan Fuster? Es que actualmente estoy teniendo una discusión con un vecino que me habla del Països Catalans y pone a Fuster en los altares.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fuster, fue falangista de carnet y estuvo bajo las órdenes de un tal Dionisio Ridruejo (Jefe de la Propaganda Franquista en Barcelona). Al principio, como muchos escritores, lingüistas, periodistas, profesores etc. estaba totalmente identificado con la idea del valencianismo regionalista, y sobre nuestra lengua y cultura diferenciada del catalán. Y como otros muchos, cambio de chaqueta y no tengo dudas que fue por un asunto económico más que por sus ideas. Antes de Fuster, tanto la izquierda como la derecha pensaban y defendían lo mismo, rechazaban de pleno la inmersión lingüística y la idea de que nosotros éramos parte de los Países Catalanes. Por desgracia Fuster fue quien abrió la puerta al catalanismo en Valencia, ya que el nacionalismo catalán había tenido muy poco existo ante la oposición de la mayoría de nuestro pueblo, muy diferente fue en Baleares. Para mí viendo sus ideas a lo largo de su vida no tiene la más mínima credibilidad.

      Eliminar
    2. Un figura este Fuster. He estado leyendo sobre él y, parece ser, que lo enterraron con la estelada sobre su ataúd al grito de 'Vixca Catalunya' y 'Vixca Terra Lliure'. En su libro 'Nosaltres els valencians' insulta a los valencianos de una manera increíble. Parece que haya que pedir permiso por ser valencianos. Según lo que he podido leer sobre ese libro, antes de la llegada de Jaime I no había valencianos, eran todo moros y los repobladores eran catalanes llegados con el conquistador. Es curioso que conozca a valencianos que quieran ser catalanes, pero no conozco a catalanes que quieran ser valencianos.

      Eliminar

  3. Aquí hay un problema muy serio y es la ignorancia y el desconocimiento de nuestra historia, ya que en las escuelas se enseña el valenciano de la AVL en donde entran muchas palabras catalanas, pero no se enseña nuestra historia. Creo que tengo una buena biblioteca con casi mil libros y una docena de enciclopedias con unos 100 tomos. Una parte son sobre la Comunidad Valenciana, País Valenciano, Reino de Valencia y Región Valenciana, uno simplemente se titula Nuestra historia, más centenares de libros y novelas en valenciano y catalán. Como ves el titulo depende de quienes ha hecho esas enciclopedias. Muchos libros tratan sobre este tema, y es curioso que la verdad no le importe nadie y se manipula la historia según intereses particulares y partidistas.
    Cuando tenga tiempo, escribiré una entrada sobre este tema que es muy interesante. Pero de momento te diré, que en El Llibre dels Fets de Jaune I “que es la crónica de la conquista” habla de la población cristiana que había aquí conviviendo con los moros.
    También tenemos que tener claro, que la Catalunya de aquella época, no es la Catalunya de hoy día. Si tú buscas un mapa de la época, veras que el Reino de Aragón estaba integrado por los territorios que hoy lo forman, más todo lo que es la provincia de Lérida e incluida una franja grande del río Ebro hasta el mar, que tenía a Tortosa como ciudad costera. Por lo tanto, podríamos decir que las ciudades importantes del Reino de Aragón eran Jaca , Huesca, Lérida, Zaragoza, Tortosa y Teruel. Todo eso era el territorio auténtico del reino bajo la corona de don Jaume I. Cataluña en aquella época era un pequeño territorio, formado por unos condados independientes, aunque reunidos bajo la tutela del conde de Barcelona.
    La verdad absoluta no la tiene nadie, pero yo he leído a Vicente Gil Boira y a Sanchis Guarner que han estudiado este tema, y lo que yo puedo afirmar es que nadie de los que acompañaban al rey Jaune I , hablaban catalán. Nadie hablaba la lengua catalana, ni podría hablarla ni traerla a Valencia, por la sencilla razón de que la lengua catalana en 1238 no existía aún. Los pueblos de la Corona de Aragón hablaban en “romanz” o en “romanç”. Y romance era lo que hablaba el pueblo aragonés, que lo había ido creando desde Huesca al ir rompiéndose el latín medieval. Y romance era lo que hablaban las gentes de los marquesados de Lérida y Tortosa, o de los condados de Urgel, Vich, Barcelona, Gerona, etcétera. Y ese romance, lo hablaban igualmente los mozárabes de la Valencia musulmana. Y lo más trascendente y definitivo: es que ese romance también lo conocían y lo usaban los propios moros valencianos antes de venir Jaume I. El catalán como tal, se empezó a conocer más de 100 años después de la conquista de Valencia,

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La mentira de las gafas progresivas baratas

Monumento a Ausiàs March del escultor Andreu Alfaro.

Un patán llamado Donad Trump.