¿A quién pertenece el agua en España?

¿A quién pertenece el agua? La pregunta puede parecer absurda para quienes viven en regiones donde el agua es abundante, pero si hay escasez la pregunta toma otro sentido. La idea de mi artículo es concienciar a todo el mundo y de una vez por todas; que el agua es un bien común, que no pertenece a nadie, y es necesaria para todo “hay vida porque hay agua”. 
¿Y por qué digo esto? porque leí hace un tiempo un artículo en un diario que me ha parecido despreciable por parte del gobierno de Aragón. "El Gobierno central quiere impedir que Aragón le ponga el candado definitivo a un hipotético trasvase del Ebro y se prepara para recurrir ante el Tribunal Constitucional la ley aragonesa aprobada hace unos meses que se apropia del río Ebro. Antes intentará llegar a un acuerdo en la Comisión Bilateral de Cooperación entre el Estado-Aragón. De lo contrario habrá guerra en los tribunales. El Ejecutivo central tiene como aliados a los gobiernos de la Comunitat Valenciana, de Murcia y de La Rioja". Ahora bien, desde cuando un gobierno autonómico está ¿por encima del gobierno de la Nación? a la hora de decidir lo que hace con un recurso tan importante como es el agua? Además, el Ebro atraviesa siete comunidades autónomas: Cantabria (donde nace), Castilla y León, La Rioja, País Vasco, Navarra, Aragón y Cataluña (donde desemboca) y los aragoneses deciden apropiarse del rio con un “par”…no lo entiendo.

Pero recapitulemos al origen del conflicto: todo comienza con el llamado trasvase del Ebro y viene de la época del gobierno de Aznar, el cual y subvencionado por la Unión Europea, aprobó una ley de trasvase de aguas del Ebro, a las regiones de Murcia, Comunitat Valenciana y creo que también parte de Andalucía. Porque estas regiones tenían un problema de sequia muy grave y que duraba años, con muchos meses de calor, y llover, más bien poco, las perdidas eran enormes. Esta ley provocó una reacción de rechazo de los aragoneses y catalanes a darnos agua; pero en la Comunitat Valenciana, nadie quería que a ellos les faltara el agua “por darnos a nosotros”, simplemente queríamos una poquita de la que se pierde en el mar. Además tuvieron la desvergüenza, de venir a manifestarse a nuestra propia casa y en nuestra p… cara, para decirnos…que no nos iban a dar ni una gota.

Más tarde con la llegada de Zapatero a la Moncloa, se anuló el trabase a pesar de que ya tenían la subvención aprobada por la U.E. Por otro parte, creo que a lo largo del tiempo se ha confundido, lo que es la propiedad, sean lagos, ríos, arroyos, pozos etc. con el derecho de uso. Para cada caso se han creado reglas y leyes diferentes sobre su uso y disfrute. Pero en la ciudad se puede considerar que el agua pertenece a quien la paga “no es mi caso”. “Me explico” no considero que yo sea el propietario del agua porque pague, simplemente pago un dinero por el servicio y gasto que conlleva traer el agua hasta mi casa. Pero en cuanto se sale de este caso, comienzan las dificultades. ¿Quién es el propietario de las aguas de los lagos y de las aguas Subterráneas? ¿Quién es propietario de un arroyo? Yo no tengo dudas que el interés común es más importante que los derechos del propietario, es ¿esta una contradicción? ¡No!.


Sé que vivimos en un estado de derecho que protege la propiedad privada de los ciudadanos. Pero a veces debemos ceder parte de nuestros derechos para obtener el bien común. Además, yo nunca he oído a nadie decir que el aire es suyo y si estas dentro de su propiedad, te prohíba que respires…sería ilógico. Pero no sería mejor, de una buena vez por todas, decidir que el agua es un bien común y que ella no pertenece a nadie, pues ella es necesaria para todo y todos. Actualmente el derecho del agua no se plantea en los mismos términos, en las regiones donde sobra y cualquiera tiene acceso sin límites a ella, que en los países más áridos. En Siria por ejemplo, la escasez de agua tras varios de años de sequía desplazó a mas de 2 millones de personas del campo a la ciudad.

El gobierno sirio no hizo nada para paliar esa situación y estalló la revuelta, por falta de alimentos y el precio abusivo de ellos y que a acabado en guerra civil. Entonces pregunto ¿A quién pertenece el agua? esta pregunta no tiene sentido para mi, esto es como si uno se pregunta ¿a quién pertenece el aire? ¿o los rayos del sol?. Podíamos decir…como el aire es de quien lo respira, el agua es de quien la bebe, o ¡no! es que ¿podría ser de otra manera? ¿Se puede coger el agua que se escapa y huye entre nuestros dedos?. El agua y el aire se encuentran ellos mismos fuera del derecho de propiedad, ellos son del dominio de la naturaleza y la naturaleza es generosa con el ser humano "a mí me gusta creer en esto". Pero imaginemos que el aire escasee y que el agua llegue a faltar. La pregunta toma otro alcance, la escasez puede llevar a fijar los términos de la apropiación por parte de los gobiernos y decidir su uso por el bien común.

Todos sabemos que los períodos de sequía cada vez son más largos en nuestro país y frecuentes, y por tanto se impone medidas restrictivas y de uso de un bien cada día más escaso…le pese a quien le pese y sin importar donde se encuentran los arroyos, pozos, fuentes, ríos o lagos, por que todos tenemos derecho al agua. Y para finalizar…con la última crecida del Ebro “son ya cinco” desde que se anuló el trasvase, solo con el agua sobrante de una de estas crecidas, nuestra región hubiera tenido agua para un año. Esto ha ocasionado que desde hace un tiempo, los valencianos y sobre todo los murcianos, tienen una tirria, casi rozando odio, a los aragoneses, de no te menees. Y con razón, porque no se puede acaparar de esa manera tan egoísta un bien común que es de todos de los españoles, igual que el aire que respiramos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La mentira de las gafas progresivas baratas

Monumento a Ausiàs March del escultor Andreu Alfaro.

Un patán llamado Donad Trump.