Eye in the Skyaka (Espías desde el cielo).

Año 2015
Duración 102 min. 
País Reino Unido 
Director Gavin Hood 
Guión Guy Hibbert 
Música Paul Hepker, Mark Kilian 
Fotografía Haris Zambarloukos 
Reparto Helen Mirren, Alan Rickman, Aaron Paul, Barkhad Abdi, Iain Glen, Phoebe Fox, Carl Beukes, Richard McCabe, Tyrone Keogh, Babou Ceesay, James Alexander, Lex King, Daniel Fox, John Heffernan, Luke Tyler, Jeremy Northam, Gavin Hood 
Productora Entertainment One / Raindog Films 
Género Thriller, Bélico, Terrorismo 

Resumen:
Katherine Powell (Helen Mirren), es una coronel de la inteligencia militar británica, dirige una operación secreta para detener a 3 hombres y una mujer que lideran un grupo terroristas en Nairobi (Kenia). Al observar que los terroristas están preparando un atentado suicida, ella debe de tomar la decisión de cambiar sus planes de “capturarlos por la de eliminarlos”. El piloto estadounidense de drones Steve Watts recibe la orden de destruir el refugio donde se hallan los terroristas, pero una niña de nueve años se encuentra en la zona vendiendo pan y podría ser herida o muerta, se tiene que tomar una decisión “la vida der una niña, por las 80 o 100 víctimas si se lleva a cabo el atentado suicida.

Mi opinión: 
Es una película que trata sobre la guerra moderna con drones. Un tenso thriller que consigue que nos planteemos el debate moral de esta nueva forma de guerra a distancia, desde los distintos puntos de vista del espectador. Pero no es muy realista, sobre todo no entiendo ese carácter burocrático de una decisión militar que se hace en los despachos. Y unos militares entrenados para ejecutar planes de guerra que pueden costar vidas inocentes, i se cuestionan la orden de un superior al haber un niña en el aérea del ataque, que puede resultar herida o muerta. La vida de cuatro importantes terroristas por la de una niña...creo que cualquier militar lo tendría claro…


Comentarios

Entradas populares de este blog

La mentira de las gafas progresivas baratas

Monumento a Ausiàs March del escultor Andreu Alfaro.

Un patán llamado Donad Trump.