Falta de higiene del manipulador de alimentos…

Las manos son una de las principales vías de transmisión de gérmenes, de ahí la importancia de mantener una correcta higiene de las mismas. Lavarse las manos con jabón y desinfectante es de vital importancia para evitar el contagio de virus y bacterias que puedan afectar a nuestra salud y a la de los demás. Por lo tanto, la higiene de las personas que están en contacto con los alimentos que consumimos, es uno de los pilares para evitar que alimentos se contaminen y nos causen problemas de salud. 
 Higiene personal de los manipuladores de alimentos según la ley.
Todo manipulador mantendrá una higiene personal estricta para evitar que los microorganismos de lo que pueden ser portadores contaminen los alimentos. Para ello, deben usar ropa limpia y de uso exclusivo. La higiene de las manos es la más importante ya que es la parte del cuerpo que está en contacto directo con los alimentos: se utiliza jabón, agua caliente y un cepillo para las uñas. Se deben enjuagar y secarlas con toallas de papel de un solo uso es el sistema de secado más recomendable. Pero, ¿cuándo deben lavarse las manos
• Cuando se inicia la jornada laboral y después de cada interrupción del trabajo. 
• Después de tocar los alimentos crudos y antes de tocar los cocinados. 
• Después de utilizar pañuelos para estornudar, toser o sonarse. 
• Después de ir al baño. 
Si se produce una herida en las manos del manipulador, después de curarla se protegerá con un apósito impermeable y de un color vistoso. 
Ante situaciones como diarrea, anginas, fiebre o resfriado, el manipulador deberá comunicarlo y la dirección decidirá, bajo consulta médica, si es necesario sustituir al manipulador, hasta que no se recupere. Está prohibido fumar, comer o mascar chicle mientras se trabaja, acciones que aumentan los movimientos de las manos y la salivación y, por tanto, facilitan la transmisión de patógenos. 
                                                      Como para comer aquí...
Dicho esto, paso a contar estimados amigos/as lo que a mí me ha pasado y lo que me han contado gente que trabaja o ha trabajado en el sector de la restauración. 
El otro día fui a un horno a comprar pan, la dependienta en un momento dado se puso a estornudar con la mano tapándose la boca. Todos sabemos lo que se tira por la boca cuando se estornuda, la sigo con la mirando esperando que se lavara las mano, pues ¡NO!…no se lavó, cogió el pan con la mano en que  había estornudado y sirvió a una clienta. Lo más grave de todo este asunto, es que nadie le llamó la atención, y le recordó su obligación de lavarse las manos por el peligro  para la salud de sus clientes, yo no dije ni adiós…me fui y sin comprar pan. 

Este es un ejemplo…pero hay más; La camarera que sirve a un cliente en la terraza que tiene un perro, se pone a jugar con él y cuando vuelve a la barra sigue tocando alimentos sin haberse lavado. El camarero que se saca los mocos, se limpia en el delatan y a continuación le sirve un bocadillo a un cliente sin haberse lavado…Y lo que me han contado gente que ha trabajado en bares “es increíble y asqueroso” escupir en las bebidas de clientes que les caen mal por diferentes motivos, el no lavarse las manos cuando se va al váter...es algo mas habitual de lo que parece. He puesto unos ejemplos de lo que yo he visto o me han contado, pero seguro que hay mucho más que no vemos. No me extraña nada que esta semana en valencia una familia a acabado en urgencias por comer hamburguesas en mal estado. 
                                                                    Así si.......
Para finalizar, tengo que decir que siempre que he visto algo de esto ha sido en hornos y bares de barrio. Los que tienen una cierta categoría la higiene la cuidan mejor, tampoco es casualidad que en Valencia centenares de bares y restaurantes han sido sancionados o cerrados por falta de higiene. Y si entramos en los foros donde se valora y se puntúa a los restaurantes, podemos encontrar muchos comentarios como este: El servicio es pésimo, la amabilidad y simpatía del personal deja mucho que desear, la limpieza e higiene tiene mucho que mejorar, incluido la del propio personal, que son capaces de rascarse la oreja y seguir sirviendo como si no pasara nada.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La mentira de las gafas progresivas baratas

Monumento a Ausiàs March del escultor Andreu Alfaro.

Un patán llamado Donad Trump.