Apocalipsis Tiburón.

La Biblia define el Apocalipsis como un evento catastrófico o un cataclismo. Pues para el ser humano será justamente un cataclismo de colosales dimensiones, si desaparece una especia que está en la tierra mucho antes que el ser humano y de vital importancia para nuestra supervivencia.
Antes de nada quiero decir que para mi los tiburones son uno de los animales más extraordinarios en el planeta tierra. Ellos han existido en la tierra por más de 450 millones de años y han sobrevivido a las cinco extinciones masivas de nuestro planeta, ese solo hecho los hace increíbles. Pero además pueden ser los protagonistas de que desaparezca algunos de las peores enfermedades del ser humano, ya que los tiburones son inmunes a los tumores. Hace años que se investiga los anticuerpos de los tiburones como una potencial arma para combatir el càncer.
Además vamos hacia la sexta extinción de todos los seres que habitamos este condenado planeta. Esto no es ciencia ficción si no una realidad. Según un estudio con datos de los últimos cinco siglos, la tasa de extinción de especies se ha multiplicado más que por 100. El ritmo, además, se ha acelerado en las últimas décadas por la acción del hombre. Un niño que haya nacido a principios del siglo, cuando sea mayor seguramente ya no podrá ver leones, rinocerontes, elefante etc. en libertad...porque ya no existirán. La súper explotación de los recursos, la súper población y la avaricia y egoísmo del ser humano hará el resto.
                                             
Pero volvamos al tema de la entrada: El ser humano en general es un miserable y un egoísta avaricioso. A todo esto tengo que añadir que los asiáticos son los mayores culpables de que cada año se asesine cruelmente a millones de tiburones en todo el mundo, solamente para que unos indeseables tomen un plato de sopa en algún infecto restaurante. Pero no se les pesca como a cualquier otro pez, sino que les cortan las aletas y los devuelven a los mares vivos. Los pobres intentan nadar, pero sin aletas acaba en el fondo donde mueren. Me gustaría que el que lea esto, piense en el dolor y sufrimiento de un ser humano al que le cortaran las piernas y brazos y lo dejaran abandonado a su suerte hasta morir...yo ni tan siquiera puedo imaginar tanto sufrimiento en un ser vivo.
Aquí dejo unas imágenes para vergüenza de todos nosotros, unos por que son los causantes y otros por omisión, todos somos culpables de acabar con todo… incluyendo a los demás seres vivos del planeta.
                                               Gusano marino "un kilo  vale más de 40.000 dolares"
Y para finalizar, a Einstein le preguntaron -que si creía posible viajar en el tiempo- contestó “que si” con la tecnología adecuada. El periodista le volvió a preguntar -si es así, por que no vemos viajeros del futuro- su respuesta fue –si no vemos a esos viajeros del futuro, es por que la raza humana en un tiempo más o menos lejano ha dejado de existir-.
Si seguimos echando tanta porquería a la atmosfera...puede que nos quede menos de lo que pensamos.En conclusión, los expertos advierten de que se está acabando el tiempo para revertir esta situación: Si permitimos que la extinción continúe, en un breve espacio de tiempo de un par o tres de generaciones, la humanidad se verá privada de los muchos beneficios de la biodiversidad. Recordando las pasadas extinciones masivas, no debemos de olvidar que la vida necesitó centenares y millones de años para volver a diversificarse". Para entonces, igual ni estamos.
                                                                             

                                              

                                          

      
Estas son imágenes que espero que con el tiempo no sean solo un recuerdo de la inconsciencia del ser humano.

Comentarios

  1. La extinción es un hecho, y si no tomamos medidas la desaparición del ser humano está más cerca de lo que parece.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La mentira de las gafas progresivas baratas

Monumento a Ausiàs March del escultor Andreu Alfaro.

Un patán llamado Donad Trump.