Como escapé de las garras de Vodafone.

En primer lugar, Hace un tiempo escribí una entrada en este mismo blog (Acoso de Vodafone al darse de baja) por algo que le estaba sucediendo a mi hermano al pedir la baja de Vodafone Ono. También ahí hablaba de algo que me estaba sucediendo con esta maldita empresa, teniendo un contrato en vigor, me subían todos los meses la factura y al protestar me dijeron “que me estaban actualizando el contrato” al final la actualización era de unos 14 euros más, respecto al anterior contrato. Después de muchas llamadas y cabreos, me encuentro con un contrato y con la bajada de categoría de algunos servicios “pierdo la tarifa plana del móvil y la televisión total” pero sigo pagando más que antes y cuando intento irme me encuentro que tengo una permanecía de un año. Fui a denunciar al “OMIC, oficina municipal de información y defensa del consumidor” de Valencia, al final tenia difícil ganar y decidí esperar a finalizar la permanencia. Tengo que decir que me vi obligado a perder unos servicios muy buenos que tenia, para pagar menos…pero de poco me sirvió.
En segundo lugar, las empresas de telefonía ponen anuncios informándote que La portabilidad es un proceso muy sencillo que consiste en cambiar de operador sin cambiar de número de teléfono. Es muy fácil, primero te envían la SIM del nuevo operador sin activar y en cuanto la recibas, ellos contactan con tu operador actual para tramitar el cambio en 24/48 horas. No te preocupes, que en ningún momento te quedarás sin servicio “esto te dicen” la realidad es otra. También te avisan por SMS con la fecha de activación para que sepas qué día podrás dejar de utilizar la SIM de tu antigua compañía y empezar a utilizar la SIM de la nueva. Lo que no te cuentan, es que en el momento de que tu actual operador reciba la petición de portabilidad, van a ir a muerte contra ti “que es lo que a mí me ha pasado” vas a recibir un acoso brutal para que continúes con ellos. 
En tercer lugar, el gran diccionario de la lengua española dice de la odisea entre otras cosas es una “Sucesión de incidentes o peripecias que retrasan o dificultan a alguien la consecución de un fin, o sea “conseguir que trasmitan el cambio a otro operador”. 
 Por el trato miserable que me ha dado Vodafone como antiguo cliente de Ono, he querido irme a otro operador de telefonía, internet y televisión. Mi odisea a comenzado cuando les llegó la petición de portabilidad; primero un chico muy amable me intenta convencer de la ventajas de seguir con ellos y empieza a hacerme ofertas, yo le explico porque me quiero ir y todo lo malo que ellos me han hecho y que ya me pueden hacer las ofertas que quieran que la decisión la tengo tomada y no voy a cambiar de idea. Cada vez era verbalmente más agresivo y después de hora y media me pasa a otra operadora para que me tome los datos para poder hacer la portabilidad. Y vuelta a empezar, cuando le explico que todo lo que  me está ofreciendo, ya me lo han ofrecido y no he aceptado, me contesta airadamente que es su obligación intentar que yo continúe con ellos y es ella quien tiene que confirmar el cambio…durante tres días estuve recibiendo llamadas de esta gente intentando por todos los medios que siquiera con ellos, al final  conseguí que aceptaran el cambio al otro operador. Si pensaís estimados lectores que aquí acababa todo...os equivocaís, acababa de comenzar....
Cronología de un desencuentro: Una vez aceptada el cambio de compañía de telecomunicaciones por Vodafone...
  •  Me envían un mensaje, en donde me dicen que tengo que llamar antes del las cinco de ese viernes día 10 de marzo, para darme de baja de todos los servicios. Llamo y la empleada me comunica que la portabilidad aun no se ha producido, que llame a partir de la siete, ya que si me dan de baja de los otros servicios pierdo la portabilidad. 
  •  Llamo después de las siete, y otra chica me dice lo mismo que la anterior, y que mi nuevo operador ya me comunicará la hora exacta“como así fue” a las 8 horas del lunes 13 de marzo, a partir de ese momento ya podía dar de baja el resto de servicios. Pero me encuentro con la gran sorpresa que no hay forma de conseguir la baja de internet y televisión por parte de Vodafone, ya que para gestionar la baja hace falta tener contratado una línea de teléfono con ellos
  •  Recapitulando, por un lado he conseguido el cambio de portabilidad y por otro no puedo dar de baja el resto de servicios por que ya no tengo una línea de teléfono con ellos “curioso”.
  • A partir de ese momento me encuentro atado de pies y de manos; siempre que llamas a Vodafone, es el ordenador el que nos informa de las opciones que tenemos antes de pasarte con una persona, y para continuar me pide el número de teléfono de donde estoy llamando, y siempre la respuesta es la misma –lo siento ese número no se encuentra en nuestra base de datos, no le podemos ayudar o no podemos gestionar la baja-. 
  • Tengo que decir que tenía el número del departamento de bajas, llamé como unas diez veces y nunca conseguí que me pasaran con alguien, algunas veces simplemente se cortaba la llamada.  Me hice con seis o siete números diferentes, llamé, llamé y llamé sin resultado, después de más de dos horas lo dejé y me fui a la oficina de defensa del consumidor a por las hojas para presentar una denuncia...todo esto era lunes 13. No quiero que se me olvide, que más de una vez después de estar en espera un buen rato la llamada se cortaba “intencionadamente” llegué a estar hasta casi cincuenta minutos esperando.
  •  El martes 14 vuelvo a llamar una y otra vez, hasta que consigo hablar con una señorita del departamento de contra ofertas de portabilidad “por suerte me dieron la opción de que si quería una contra oferta para continuar con ellos” y pegando un grito, dije que SI!!!. la señorita con quien hablé fue mi ángel de la guarda, entendió mi problema y se comprometió a que del departamento de bajas me llamaran, le di un número de contacto y unas horas después me llamaron. Y así es como he conseguido la baja de todos mis servicios de Vodafone.
  • Tampoco acabó todo con la llamada del departamento de bajas. He vuelto a recibir una llamada para hacerme una contra oferta para que no me vaya, le dije que ya me había ido, y resulta que durante catorce días tengo la posibilidad de echarme atrás. Ahora, tal como me puse y todo lo que le dije, dudo mucho que me vueban a llamar.
Para finalizar, cuando llevéis idea de cambiar a otro operador de telefonía, si os dais de baja de todo…es más fácil. Pero si hacéis una portabilidad, aseguraros que no os pase como a mí, Vodafone tiene un equipo especial para conseguir que la gente no se vaya y son como las fuerzas especiales del ejercito...muy duros.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La mentira de las gafas progresivas baratas

Monumento a Ausiàs March del escultor Andreu Alfaro.

Un patán llamado Donad Trump.