La metamorfosis del Alcalde de Valencia Joan Ribó.

La metamorfosis es un don que tienen los animales para evolucionar, cambiar e incluso modificar de aspecto y de tamaño para seguir sobreviviendo en un medio hostil, y que por fortuna o desgracia también ocurre en otro animal… el político claro está.
                                                                                                          Ribó en bicicleta
A continuación quiero decir, que yo también vote el cambio en las últimas elecciones, ya que era intolerable el grado de corrupción y despilfarro que había llegado el PP en la Comunidad Valenciana. Además éramos la noticia principal en todos los medios de comunicación nacionales e internacionales, incluso venían del extranjero a hacer reportajes, conocidos como “la ruta de la corrupción” era otra forma de hacer turismo y que a mí me sentaba muy mal por la imagen que estábamos dando. Por este motivo, los ciudadanos/as optamos por apoyar a otros partidos, que no tenían el estigma de la corrupción y el hastio de la gente hizo el resto para que políticos como el señor Joan Ribó de Compromís, llegara con el apoyo del PS y Podemos a ser el alcalde de la ciudad de Valencia.
El titulo de la entrada, es perfecto para lo que quiero denunciar, y es la metamorfosis que se produce en los políticos/as cuando están en la oposición a  cuando ocupan un cargo público... sobre todo si es importante y este es el caso del alcalde Joan Ribó de Valencia. Bien, Ribó criticaba en la oposición el abuso y el uso de los coches oficiales, denunciaba en los medios a los coches oficiales que estaba mal aparcados. Según la noticia del levante-emv En un artículo publicado en este periódico, Ribó daba la matrícula e incluso indicaba en donde estaban mal aparcados, sobre todo detrás del Ayuntamiento que es «una calle peatonal donde, por cierto, no está permitido aparcar ningún vehículo» decía y "ahora aparca el". También se refería en los mismos términos a otro caso similar del que le dio cuenta un vecino. «Un ciudadano indignado me hizo llegar una fotografía de un coche (el mismo que antes) aparcado en la salida de emergencia del polideportivo Virgen del Carmen de Beteró», lamentaba el entonces concejal

Pero no fue únicamente Ribó el que se quejó de los supuestos privilegios de los coches oficiales en tiempos del PP. Su delegado de Movilidad, Giuseppe Grezzi, publicó numerosos mensajes en las redes sociales sobre este asunto cuando era asesor de Compromís en la oposición. «Con coche oficial aparcado en calle peatonal y delante de aparcabicis... Razón PP-Valencia», decía en uno de ellos. Y en otro escribía: «Hola Policía Local, el coche oficial de Rita Barberá estaba aparcado en carga y descarga del Mercado Central».En ambos casos, el ahora concejal de Movilidad mostraba fotos de la presunta irregularidad.
                                                                                                            Giuseppe Grezzi
Con respeto a Joan Ribó, los primeros días de ocupar el cargo, siempre tenía a los medios escritos y audiovisuales en la puerta del Ayuntamiento para hacerle la foto de rigor, llegando a trabajar en bicicleta, la noticia era “que a pesar del cargo el alcalde no cambiaba su estilo de vida” seguía siendo un hombre sencillo y campechano…MENTIRA!!!. Pronto le cogió el gusto a tener coche oficial, chofer y escoltas. Pues bien, el coche oficial del señor alcalde estaba aparcado en una salida de emergencia en la Fonteta, el escolta se va negar a quitar el coche cuando así se lo pidió la Policía Local; y otro vehículo de la seguridad del alcalde ya había sido multado por aparcar en la calle Arzobispo Mayoral, que está detrás de la casa consistorial y es peatonal. Muchas veces crítico con la Policía Local, hoy no tengo más que alabar la profesionalidad de los agentes, que con un par de narices multaron al coche del alcalde. 
                                                                                          Foto ABC-Comunidad Valenciana
Para mí lo más sangrante, es que al ser preguntado por los periodistas el alcalde…en vez de pedir perdón, defiende el derecho a aparcar en esos sitios, para eso llevan un distintivo que lo justifica. Su posicionamiento a favor de su personal, ha ocasionado una relación muy tensa entre la Policía Local, el alcalde y su equipo de seguridad.
Para finalizar, es muy curioso cómo se ven las cosas cuando se está en la oposición a cuando están en el gobierno, el alcalde de Valencia Joan Ribó ha dado prueba de ello. También es curioso que desde su partido nadie ha dicho ni una palabra…estos están haciendo buenos al PP.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La mentira de las gafas progresivas baratas

Monumento a Ausiàs March del escultor Andreu Alfaro.

Un patán llamado Donad Trump.