Chantaje al Estado .

                                                                         Foto: www.elespañol.com
Para empezar quiero decir, que lo que está pasando en Catalunya se podía haber evitado con un cambio en el sistema  de las autonomías. Porque  desde hace mucho tiempo lo venimos pidiendo, no solo los partidos políticos si no los ciudadanos. Pedimos una España que no discrimine a los ciudadanos dependiendo del lugar que has nacido. Necesitamos cambiar esta España de las autonomías absolutamente injusta,  en donde se ha creado ciudadanos de primera, de segunda y de tercera. 
Dicho esto, quiero dar mi opinión sobre lo que está pasando en Catalunya. No tengo dudas que desde hace años, se estaba dando señales claras de lo que se podía estar preparando  en Catalunya. El gobierno veía esas señales, pero miraba para otro lado hasta que le ha estallado el problema en los morros. Aunque esto suena un poco facha, no tengo dudas que los países democráticos tienen derecho y la obligación de defenderse de los grupos radicales sean de izquierda o de derecha que intentan destrozar una Nación y convertirla en una dictadura comunista o leninista. Aprovechando que han accedido democrática mente elegidos en la urnas por los ciudadanos, pero una vez dentro lo único que pretenden es dinamitar el Estado de Derecho y la Democracia.                                                       
Pero una vez que el problema catalán ha estallado, toca tomar medidas para evitar que esto vaya a más y conseguir que vuelva todo a su cauce, esto pasa por un dialogo y cambiar muchas cosas que hoy por hoy parece imposible. Por otro lado, hace tiempo un militante de CIU me dijo “que los catalanes no usarían pistolas, ni tanques, ni cualquier otra arma letal para independizarse, ya que tenían el arma más poderosa para conseguir en unas generaciones la independencia de Catalunya “La Educación”. Y hoy vemos que lo que me dijo aquella persona lo han estado haciendo durante 40 años o sea desde la transición democrática.

Medidas que si yo fuera el Presidente del Gobierno tomaría: 
Primero: controlaría los medios de comunicación que están usando los separatistas para lanzar un reto al Estado. Incitando a la rebelión y a salir a la calle a protestar, además están fomentando, promoviendo e incitando directa o indirectamente el odio a través de los medios de comunicaciones públicas y privadas, y también  están usando Internet para incitar a la rebelión.
Segundo: Cesaría de empleo y sueldo a todo profesor/a que se lleve a sus alumnos y alumnas a manifestarse delante de comisarías y cuarteles de la Guardia Civil y además les acusaría de sedición, Y hay que recordar-les que la sedición en este país aun se castiga con la pena de muerte.
Tercero: A los estudiantes y universitarios que han ido a la huelga, les daría 24 horas para abandonarla y dejarse de manifestaciones y tonterías y  volver a sus centros de estudios. Y si no lo hicieran, les suspendería el curso y tendrían que volver a empezar de cero, pero sin ninguna ayuda por parte del Estado, se  tendrían que pagar todo los estudios de su bolsillo. Y tengo que recordar que hay países que contemplan la retirada de los “derechos civiles” para aquellas personas que con su comportamiento ponen en peligro la convivencia de todos.
Cuarto: Iría a por todas e inhabilitaría a los político/as que está incitando al pueblo a la rebelión y les pondría ante un juez acusados de sedición y que contempla penas muy fuertes. Esto incluye a los políticos/as que están en el congreso de los diputados. El Estado tiene derecho a deshacerse de estos hijos de perra que desde el Parlamento de Madrid esta trabajando para conseguir la independencia de Catalunya y que están creando un serio problema de enfrentamientos entre españoles.  
Quinto: Si la cosa se desmadra, aplicaría el artículo 155 de la Constitución y cesària de sus cargos a todo el Gobierno de la Generalitat, empezando por el presidente catalán, Carles Puigdemont, y su vicepresidente, Oriol Junqueras. Y suspendería el Parlament, lo que supondría la clausura de la cámara catalana,si se les ocurriese declarar la independencia.
Para finalizar, el problema catalán no es solo de Catalunya… sino de toda España. Siempre hemos mirado hacia Navarra, el País Vasco y Catalunya un poco con envidia por ser territorios privilegiados. Desde la transición se les dio unos derechos y unas transferencias por parte del Estado muy por encima de cualquier otra autonomía. Y los gobiernos de la Generalitat nacionalistas, han mantenido a gobiernos de España tanto de izquierda como de derecha a cambio de más transferencias del Estado y mucho, mucho dinero. La realidad que todo este lío comenzó en los peores momentos de la crisis y por un asunto económico que les negó el gobierno de España. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

La mentira de las gafas progresivas baratas

Huevos llenos de Sangre.

La verdadera historia de Elsa la “leona”.