Una 'drag queen' en la Cabalgata de Reyes en Madrid.

En este país nos falta unas normas o leyes de  convivencia y de respeto hacia todas las personas, tengan las ideas que tengan, sean cristianos, musulmanes, protestantes etc. Para no tomar decisiones sin consensuar  con los demás y de esta manera evitar ofender y además para no tener enfrentamientos innecesarios  como en la Cabalgata de Reyes en Madrid. 
       Le llamamos democracia  a lo que no es, simplemente son  dictaduras del que gana, aunque solo sea por uno. Si mandan unos mal y si mandan los otros peor, el ganador se lo lleva todo y si quieres lentejas las tomas y si no las dejas. Hoy nos vemos gobernados en Ayuntamientos y gobiernos por coaliciones de tres o más partidos de izquierda. El problema viene cuando los más radicales controlan el gobierno y someten a los otros a su voluntad. Y la prueba está en Catalunya, como la Cup consiguió que el resto de la coalición nacionalista hicieran los que ellos querían y nos ha llevado a una situación muy peligrosa. Por otra parte, el poder de los colectivos LGTBI es evidente, los que piden respeto y sus derechos para ellos, no lo tienen para los demás. Su agresividad e incluso  violencia la ejercen con toda impunidad, contra toda persona o colectivo que no este acuerdo con ellos o ellas.
Por lo que se refiere a la Cabalgata de Reyes en Vallecas (Madrid) estos colectivos participan con una carroza llena de color, purpurina, decorada con la bandera arcoíris y con tres artistas invitadas -la 'drag queen' La Prohibida, la actriz y bailarina de cabaret Roma Calderón y la hiphopera Dnoé Lamiss- que hacen las veces de reinas magas. 
    Esta fantasmada es para el desfile del Orgullo Gay, para Carnaval o para cualquier otra celebración o fiesta de adultos, pero NO!!! para la cabalgata del día de reyes. Los niños son los protagonistas de este día tan especial y NO!!! los de LGTBI. Pero han conseguido su objetivo ser los protagonistas ellos y salir en todos los medios reclamando sus derechos…como si no los tuvieran ya todos. Pero no les ha importado  fastidiar a los niños y niñas en su día…han cumplido su objetivo salir en todos los medios por todo el morro. Y encima hay que aguantar que nos llamen  homófobos a los que no estamos de acuerdo en su participación en esta cabalgata. 
      Para finalizar, espero que se adopten medidas urgentes para impedir la participación de la carroza con temática LGTBI en la Cabalgata de los Reyes de Vallecas. Yo no tengo dudas que perjudica a la ilusión que los niños tienen a que  llegue este día y además es una tradición. La Navidad es una tradición más que una fiesta cristiana y a estos colectivos mencionarles  una fiesta cristiana es como mentar al diablo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La mentira de las gafas progresivas baratas

Huevos llenos de Sangre.

Indecencia política.