Comunistas y millonarios.

Hace tiempo estuve en una reunión de un sindicato al que yo pertenecía y uno de los oradores, en un momento de su exposición dijo: que ser obrero y de derechas era ser un "hijo de puta", pero no dijo nada de los que son de izquierdas y millonarios. Los progres que surgieron en los últimos años del franquismo y los primeros de la transición. Eran personas pertenecientes a familias de clase media o media alta, de izquierdas (o de ultra-izquierda según el caso), con inquietudes intelectuales, reivindicaciones de clase obrera, aunque eso no siempre encajase con sus ingresos. ¿Qué queda hoy de los progres? ¿Aún hay personas que se pueden denominar así?. No tengo dudas que hoy día hay muy poca gente que encaje con este calificativo. Lo son mientras son unos mataos y no tienen dónde caerse muertos. Cuando consiguen cierto poder y tienen unos buenos ingresos se convierten en unos de esos cerdos capitalistas que ellos odian. 
Y este es el caso de Pablo Iglesias (líder de la formación Podemos) y su pareja, Irene Montero…y no son los únicos. La pareja del momento, se ha comprado un casoplón de 268 metros construidos, con una parcela de más de 2.000 metros cuadrados, piscina, amplio jardín y casa de invitados. La vivienda está diseñada en una sola planta y cuenta con un gran hall y al menos tres dormitorios. Incluye una suite principal que cuenta con un vestidor y un baño en mármol travertino.  Se encuentra en una zona residencial junto al parque natural de Guadarrama, en la sierra de Madrid en el municipio de Galapagar, según los medios el valor supera los 600.000 euros al 0% de interés. Privilegio de político, cuando un banco hace esto es por qué espera que le devuelvas el favor algún día. Además, tienen espacio para disponer de servicio del hogar, con su entrada propia, un cuarto de lavado, una despensa y un garaje con capacidad para dos coches. 
                                                                               Foto: elmundo.es
Esta compra por parte de la pareja, que durante años ha sido el azote de los que hacían exactamente lo mismo que han hecho ellos. Ha ocasionado un terremoto político con posibles nefastas consecuencias en unas futuras elecciones. Aunque han salido algunos dirigentes de Podemos defendiendo la lujosa compra de esta pareja, otros muchos han sido muy duros con ellos y no son los únicos de Podemos que viven en esa urbanización.
He de decir que los progres, comunistas o en general la izquierda también son humanos, y les gusta la buena vida como a todo el mundo. Pero lo que no veo bien y no tiene lógica, es que centenares de miles de trabajadores que les han votado no llegan a final de mes y muchos otros están dentro del umbral de la pobreza y han creído las consignas de los que proclaman la igualdad social desde "sus púlpitos", no desde sus hechos, ni de sus casas de ricos. 
Y para finalizar, sólo desde la ingenuidad  y la buena fe se puede votar a "esos falsos profetas". Porque tienen que ser consecuentes con sus ideas o creencias sino pierden toda credibilidad y esto es lo que le está pasando a Pablo.

Entradas populares de este blog

La mentira de las gafas progresivas baratas

Huevos llenos de Sangre.

La verdadera historia de Elsa la “leona”.