Gorrillas “Chantaje al amparo de la ley”.

En primer lugar, el titulo de la entrada “Gorrillas, Chantaje al amparo de la ley” es simplemente porque los políticos no se atreven a tomar medidas para evitar la coacción que se somete a los conductores en la ciudad de València por estas mafias. Por lo tanto considero que están amparados por ley, depende de los políticos cambiar esta situación y no lo hacen. Y este es el problema de tener gobiernos sean municipales, autonómicos o nacionales acomplejados por el “qué dirán” si van contra los pobres inmigrantes. Y El nombre de gorrilla viene por la gorra que al menos antes solían llevar. Y son las personas que avisan de la existencia de una plaza libre para aparcar a cambio de una propina, en teoría voluntaria.
Bien, en la lista de las cosas que me molestan, una de las primeras es el exceso de tolerancia que tiene el gobierno municipal de València con los gorrillas, estos individuos suelen decir ante una cámara que lo único que hacen es ayudar a aparcar y cuidar de los coches para que no les pase nada. Pero son como una plaga bíblica, surgen como los hongos por todos los rincones de la ciudad. Sobre todo en lugares congestionados por el trafico y en donde es difícil encontrar sitio para aparcar. Forman verdaderas mafias y son gente muy agresiva verbalmente pero también física si no les das algún dinero. Suelen emplear insultos y amenazas, además está el mensaje de fondo, pocas veces verbalizado “los desperfectos que se podrían encontrar en el coche si no pagan”. Los hay de todos los colores y países, de Rumanía, Bulgaria, Marruecos, Ghana, Camerún, Guinea, Senegal, Mali etc. algunos españoles pero la mayoría son extranjeros y hombres.
Aunque podréis leer en algún medio que la "sensación de coacción" entre los conductores parece que ha descendido. Al mismo tiempo que se ha producido "un cierto reconocimiento, aunque sea tácito", de los ciudadanos hacia el servicio que realizan. En esto puedo estar de acuerdo, pero por un motivo, porque el ciudadano/a se siente desprotegido por la ley, y prefiere pagar para evitarse problemas y proteger a su coche para que no aparezca la pintura rachada o la ruedas pinchadas…así que toca pasar por caja. También, quiero aclarar que el ayuntamiento cuenta con gorrillas legales y esto lo veo muy bien. El que conozco no te pide, no amenaza y no se muestra agresivo con nadie. Lleva su gorra y placa que lo identifica como personal del ayuntamiento. Pero yo he hablado con policías de los otros y la respuesta siempre es la misma. Lo que hacen no está considerado un delito ni ilegal, a menos que haya amenazas o agresiones y se denuncie. Que es un asunto de los políticos cambiar la ley y entonces ellos actuarían. Entonces porque los políticos no hacen nada, por ¡¡¡MIEDO!!! Ha que les llamen racistas o xenófobos si toman medidas, así que pasan del problema.
Lo realmente grave es que además del pago de la zona azul que tienen que pagar los ciudadanos a la hora de aparcar sus coches por las calles de la ciudad. También en la mayoría de ocasiones y cuando vas a sacar el tiquet, aparece el gorrilla de turno y pagas dos veces, una al Ayuntamiento y otra a los gorrillas. Por cierto, suelen pedir el tiquet al conductor que se va y lo revenden a otros conductores más barato que si pagan a la maquina “esto sí que es un delito” y lo hacen delante de los empleados de la hora. Y, mientras tanto, la Policía Local se las ve y se las desea para intentar poner un poco de orden, por las peleas continuas entre aparcacoches por conseguir el control de la zona, incluso con heridos por arma blanca. Y las peleas a golpes entre conductores y gorrillas también son bastante frecuentes.
                                                                Foto: https://www.mediterraneodigital.com
A veces participo en un foro y esto es lo que escribió uno: Acabo de dejar el coche en una zona en la que había mil huecos y un puto gorrilla tocando los cojones y haciendo el paripé como si me ayudara lo más mínimo para que le suelte la monedita. No le he dejado nada porque no me voy a dejar extorsionar, pero eso es lo que son, extorsionadores profesionales. En Valencia cada vez hay más y no se les persigue porque como tenemos un ayuntamiento de ultraizquierda que todo lo que sea manteros, gorrillas y actividades ilegales les parece fenomenal, la policía local no hace una mierda. Lamentable. 
Y para finalizar, la imagen que estamos dando entre gorrillas, chatarreros, indigentes y otros, que acosan y agobian a todo aquel que vive en Cap i casal y a los que nos visitan es lamentable. Y los del consistorio y Generalitat encima les ofrece pagas y todo tipo de ayudas…con nuestro dinero, para que tengan un motivo más para seguir aquí encantados de la vida.
En esta foto podemos observar a la trabajadora de la hora haciendo su trabajo, controlando y multar si se pasan de lo pagado y el gorrilla haciendo el suyo…esperando a su víctima.

Comentarios

  1. La verdad es que sí, son un caso curioso. Yo no los soporto. Que se pongan a darte indicaciones para aparcar teniendo 10 metros para meter el coche o dos sitios libres en batería. Creo que no han acabado con esa extorsión porque ningún partido lo ha llevado en el programa. Además que dan una imagen horrible para la ciudad.

    ResponderEliminar
  2. Una amiga vasca hace un tiempo me dijo que allí no había gorrillas. Te cogen de dan 50 euros y un billete y de patitas fuera del País Vasco. Así se soluciona un problema y se lo dan a otro. Podrá sonar cursi, pero yo he sido un enamorado de mi ciudad y he vivido de lo más a gusto. Pero he llegado a un punto que no disfruto de mi ciudad como antes y estoy a disgusto. Hasta el punto que estoy buscando un lugar para lárgate fuera de Valencia, alquilare mi piso y me buscare una casa en donde volver disfrutar como antes. Y no solo son los Gorrillas, Valencia se ha convertido en una ciudad incomoda y desagradable para vivir. Todos los días tengo líos, cuando no es con los dueños de los perros, es con los ciclistas o con los de las motos que circulan por las aceras. También con los cerdos de los chatarreros que buscan en la basura, sacan fuera las bolsas y las rompen haber si hay algo que puedan aprovechar y encima mantenidos con nuestros impuestos…son demasiadas cosas.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La mentira de las gafas progresivas baratas

Huevos llenos de Sangre.

La verdadera historia de Elsa la “leona”.