Foto denuncia Valencia «Guarros».

Cuando llegaron los políticos del cambio se olvidaron de una de las promesas electorales en las pasadas elecciones autonómicas y municipales  “eliminar de forma inmediata la imagen de suciedad de Valencia”. La realidad, sin embargo, no es fácil, y menos cuando se trata de un problema que viene de largo. Los vecinos pedimos más actuaciones y contundentes de la Policía Local, y solución para la deficiente limpieza de las calles, lo mismo para los parques y jardines. También  poner un horario para  tirar la basura, para que no esté tantas horas sin recogerse. Y sobre todo enterrar los contenedores bajo tierra. Y sanciones también para los que escupen o tiran cosas al suelo, cuando Valencia está llena de papeleras.

Según una Ordenanza Municipal de Limpieza Urbana; se considera infracción manipular y seleccionar los materiales residuales depositados en la vía pública a la espera de ser recogidos por los servicios correspondientes, así como la busca y triaje de los residuos domiciliarios o de establecimientos de toda índole. Sacar las bolsas de basura fuera del contenedor para rebuscar en ellas destrozándolas y dejando restos en la acera. Lo que ocasiona el aumento de ratas y en muchos casos como en mí barrio se convierte en plaga. Y otras muchas normas y leyes para mantener limpia la ciudad y está muy bien…pero después hay que hacer cumplir la ley. 
Una imagen muy habitual en Valencia son los chatarreros que se han convertido en un grave problema de salud así como de seguridad.
Al final todo se trata de educación y enseñar en las escuelas a ser cívicos y responsables, porque los humanos somos gregarios por naturaleza y por tanto tenemos que tener unas normas de convivencia y de respeto hacia los demás....
Pero en Valencia, las autoridades no toma medidas para solucionar uno de los  problemas más importantes que preocupa a la ciudadanía, ante la pasividad de la PL de sancionar y del Ayuntamiento de Ribó que dejó sin 50 millones de euros que había previsto invertir para mejora de los barrios. Teniendo en cuenta la cantidad de turistas que nos visitan haría bien de limpiar la imagen de ciudad de guarros que tenemos. Y no lo digo yo, si no la gente en los foros que visito para ver opiniones “valencia es una ciudad preciosa pero muy sucia” opinan.
«Con las calles más sucias que nunca y sin avances en cuestiones de urbanismo» no entiendo como el alcalde Ribó aprueba en las encuestas con la nefasta gestión que está haciendo...La única explicación es que están permitiendo todo y si a la gente le permites hacer lo que les la gana “incluso saltarse la ley” como los ciclistas y dueños de perros, estarán encantados con el alcalde Ribó.

Dejó para él final la imagen de este individuo dándole a comer de las bolsas de basura a sus perros y escogiendo restos para casa. Imagino que para no gastarse nada en la alimentación a sus animales. Además hay que vacunar a los perros y cuesta cada vacuna 70 euros. Un tío que da de comer de la basura a sus perros se va gastar 140 euros ¿en vacunar a sus animales? más bien no.


Entradas populares de este blog

La mentira de las gafas progresivas baratas

Huevos llenos de Sangre.

La verdadera historia de Elsa la “leona”.